Gasolinera Rapidfuel en Sagunto a toda máquina

Gasolinera Rapidfuel en Sagunto a toda máquina

¡Ya tienes en marcha tu Gasolinera Rapidfuel en Sagunto!

Estamos emocionados de anunciar la apertura de nuestra nueva estación de servicio Rapidfuel en el corazón de Sagunto. Tras meses de arduo trabajo y dedicación, hoy celebramos con orgullo que estamos abiertos y en pleno funcionamiento para servir a nuestra comunidad y a todos los viajeros que pasen por la zona.

 

Una Experiencia de Lavado Avanzada

En Rapidfuel, nos esforzamos por ofrecer a nuestros clientes mucho más que una simple parada para repostar combustible. Estamos encantados de presentar nuestra zona de lavado de vehículos, que se encuentra entre las más avanzadas del momento. Nuestros programas de lavado han sido diseñados para llevar la limpieza de tu vehículo a un nivel superior.

Lavado con Espuma Foam: Brillo y Limpieza Inigualables

Uno de los aspectos más destacados de nuestra zona de lavado es el innovador programa de «Lavado con Espuma Foam». Este avanzado sistema utiliza una espuma densa y suave para cubrir tu vehículo, eliminando la suciedad y las impurezas con suavidad pero de manera efectiva. El resultado es un vehículo impecable, con un brillo excepcional que lo hará destacar en la carretera.

 

Múltiples Programas de Lavado para Elegir

Entendemos que cada vehículo tiene necesidades específicas, por lo que ofrecemos una variedad de programas de lavado en cada uno de nuestros boxes de lavado. Desde programa de limpieza de llantas hasta abrillantador con agua osmotizada, nuestros programas están diseñados para adaptarse a las distintas necesidades de limpieza de tu vehículo.

Calidad y Comodidad en Cada Detalle

En Rapidfuel, la calidad y la comodidad son nuestras prioridades. Nuestra agua osmotizada garantiza un enjuague suave y sin manchas, y nuestros sistemas de limpieza de última generación se encargan de que tu vehículo reciba un tratamiento excepcional.

 

Visítanos Hoy

Estamos ubicados en frente al Lidl, el concesionario Ford y el concesionario Opel de Sagunto, en la rotonda que da acceso a Sagunto, Canet d’en Berenguer y Los Valles, y estamos listos para atender tus necesidades de combustible y lavado de vehículos. Visítanos hoy mismo y experimenta la diferencia Rapidfuel. Nuestro amable personal está disponible para brindarte asistencia y asegurarse de que tu experiencia sea impecable.

En Rapidfuel, nos enorgullece ofrecer servicios de alta calidad, y esperamos seguir siendo tu elección de confianza para todas tus necesidades de combustible y lavado en Sagunto. ¡Esperamos verte pronto en nuestra nueva ubicación!

¡RAPIDFUEL Próximamente en Sagunto!

¡RAPIDFUEL Próximamente en Sagunto!

Noticias para todos los conductores de la zona.
¡Apertura prevista para Septiembre!

Estamos a punto de inaugurar nuestra segunda estación de servicio en la zona. Después del éxito de la ubicación en el Puerto de Sagunto, nos complace anunciaros la construcción de una moderna gasolinera frente al Lidl, el concesionario Ford y el concesionario Opel de Sagunto, en la rotonda que da acceso a Sagunto, Canet d’en Berenguer y Los Valles.

Estamos en la fase final, y el equipo está trabajando arduamente para ponerla en funcionamiento muy pronto. Estamos ansiosos por servir a todos los conductores de la zona y ofreceros la calidad y el servicio que siempre habeís esperado de Rapidfuel.

¿Qué podemos esperar de esta nueva estación de servicio?

La nueva gasolinera Rapidfuel será mucho más que un simple lugar para repostar combustible. Estará equipada con todas las comodidades y servicios necesarios para hacer que tu experiencia sea más placentera y conveniente.

Limpieza sin esfuerzo: Olvídate de los problemas de lavado de tu vehículo, porque Rapidfuel contará con un moderno lavadero de lanza y un túnel de lavado de última generación. ¡Tu coche lucirá impecable en un abrir y cerrar de ojos!

Recarga de energía: ¿Te apetece un refrigerio o una bebida refrescante mientras esperas? La gasolinera Rapidfuel dispondrá de una selección de snacks y bebidas para que puedas reponer fuerzas antes de seguir tu camino.

Aspirador para coche: Mantén el interior de tu vehículo en perfecto estado con el servicio de aspirador de coche que encontrarás en la gasolinera. ¡Una forma sencilla de mantener tu vehículo limpio y reluciente!

Pagos rápidos y seguros: Rapidfuel siempre ha sido sinónimo de rapidez y eficiencia. En esta nueva ubicación, no será diferente. Podrás pagar de forma rápida y segura, utilizando diversos métodos de pago para mayor comodidad.

Sigue atento a nuestras redes sociales y sitio web oficial para recibir las últimas actualizaciones y la fecha exacta de inauguración. ¡No querrás perderte esta oportunidad!

Ubicación: Carrer Pintor Ximo Michavila,2 SAGUNTO. Frente al Lidl, el concesionario Ford y el concesionario Opel, en la rotonda que da acceso norte a Sagunto ciudad, Canet d’en Berenguer y Los Valles.

¡Te esperamos para disfrutar juntos de una experiencia de servicio de primera clase en la nueva gasolinera Rapidfuel en Sagunto!

 

Desmontando el mito de que la gasolina ‘low cost’ daña el coche

Desmontando el mito de que la gasolina ‘low cost’ daña el coche

Desmontando el mito de que la gasolina ‘low cost’ daña el coche: si la usa, ahorrará 250 euros al año

Muchos consumidores acuden a estas estaciones porque el precio de la gasolina se sitúa, de media, en 1,498 €/litro y el de diésel, en 1,374 €/litro.

 

Ver a Rapidfuel y ahorra en combustible

 

2021 ha sido un año negro en relación a los precios que pagan los consumidores para repostar sus vehículos. Tanto la gasolina como el diésel en España han subido a lo largo de este año en torno a un 25% respecto al año anterior. Es más, durante las últimas ocho semanas los precios de los carburantes no han parado de crecer hasta situarse, de media, en 1,498 euros el litro de gasolina 95 y 1,374 euros el del diésel, según indica el Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE). Unos escalofriantes datos que, sumados a los precios al alza de la luz y al encarecimiento de la cesta de la compra, están asfixiando a los consumidores.

 

Muchas familias, en consecuencia, se han apuntado a la moda de hacer malabares para llegar a fin de mes de la manera más holgada posible. Y es que ahorrar se está volviendo la única forma de poder contar con los bienes básicos mes a mes. Por ello, muchos ciudadanos han dejado de acudir a rellenar los depósitos de sus coches en las gasolineras tradicionales como Repsol, Cepsa, BP o Galp, por ejemplo, sino que ahora van a otras gasolineras low cost, ya sean cadena, como Ballenoil, o de supermercados, como Carrefour o Alcampo. El objetivo: poder ahorrar 250 euros anuales en carburante.

 

Pese a ello, existe el mito urbano de que la gasolina y el diésel que comercian estas estaciones low cost son de mala calidad y que, a la postre, pueden perjudicar el correcto funcionamiento del motor de su vehículo. Esta circunstancia, según ha podido comprobar EL ESPAÑOL, es errónea pues la Compañía Logística de Hidrocarburos (CHL) es la que almacena y distribuye la mayoría de los hidrocarburos en España procedentes de unas ocho refinerías que tratan el petróleo importado de una misma forma.

 

Es decir, la materia prima procedente de los almacenes de esta entidad es sometida “a unos rigurosos controles de calidad para que se adecúen a la normativa”, esgrime una fuente de la compañía. “Aquí puede venir cualquier operador ya sea Cepsa, Shell, Repsol o una gasolinera low cost para llevarse el carburante. Algunas compañías sí que le pueden inyectar aditivos para mejorar el combustible y otras, quizá no, pero lo que está claro es que cualquier carburante que pase por CHL es ya de por sí de buena calidad”, continúa esta misma fuente en conversación con este diario.

Una circunstancia que, de hecho, circunscribe José María Illán, un mecánico de 53 años con más de 30 años de experiencia en el sector. Desde la sede de su taller, Pérez Illán Automoción, cuenta que él mismo reposta en la gasolinera low cost Ballenoil. “Lo hago para ahorrar y nunca he tenido problema en el motor de mi coche”, asegura. Casualmente, según los estudios de mercado de esta misma compañía cada consumidor puede ahorrar utilizando carburante de gasolineras low cost “hasta 10 céntimos de media por litro, facilitando un ahorro de unos 250 euros anuales a los conductores”.

¿Por qué existen diferencias de precios?

Hay varias razones que explican que exista una diferencia de casi 55 céntimos por litro de gasolina 95 entre la gasolinera más cara de España y la más barata. Esta diferencia, en el diésel, sería de tan sólo de 49 céntimos por litro, según los cálculos hechos por este diario gracias a los datos del último informe de la distribución de carburantes en estaciones de servicio. Este lo elabora la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y ha sido publicado este mes de octubre.

Bien, una de ellas es que, como revelan fuentes de CHL, varias marcas de gasolineras tradicionales como Repsol, Cepsa o Shell, por ejemplo, “añaden aditivos” a los carburantes con el fin de mejorar el rendimiento o mantener limpios los sistemas de inyección y anticorrosivos, evitando que los componentes de los motores se oxiden o desgasten.

 

No obstante, “esos aditivos tampoco son clave para evitar un mayor o menor o desgaste de los motores, pero no quiere decir que los carburantes low cost sean malos. Hoy en día, los coches cuentan filtros de combustibles y mecánicas muy avanzadas que provocan que los combustibles del mercado no dañen los vehículos”, apuntala el mecánico José María Illán. “Aun así, los aditivos tampoco son algo y ayudan a los motores”, añade.

Las infraestructuras, clave

Este mismo profesional, de hecho, indica a este medio que “las infraestructuras de las gasolineras encarecen o abaratan el precio de los carburantes”. Algo que es cierto porque, las estaciones de servicio low cost suelen contar con pocos empleados asalariados —o ninguno—, lo que provoca mayor margen de beneficio y permite a las gasolineras low cost vender su gasolina y diésel más barato.

 

Además, muchas de estas estaciones de servicio de bajo coste no cuentan con otros elementos como túneles de autolavado, lo que genera que tampoco deban acometer y soportar la inversión del mantenimiento de estas infraestructuras. Unas infraestructuras que, por otra parte, se mantienen impolutas por parte de las gasolineras tradicionales, al apostar cada pocos años por limpiezas a fondo de sus tanques de carburante, por ejemplo.

Las gasolineras low cost también se someten a estas limpiezas. Al menos, las más modernas. Pero es verdad que hay algunas antiguas que tienen mayores dificultades para acometer estos mantenimientos, generándose sedimentos en sus tanques. En todo caso, lo que está claro es que los consumidores cada vez están apostando más por llenar los depósitos de sus coches en las estaciones de servicio low cost. Una apuesta que permite a estos usuarios ahorrar, de media, 250 euros cada año.

 

 

Fuente de la noticia: https://www.elespanol.com/reportajes/20211104/desmontando-mito-gasolina-cost-coche-ahorrara-euros/624438392_0.html

Qué pasa si me confundo de combustible al repostar

Qué pasa si me confundo de combustible al repostar

Hoy en día, equivocarse de combustible es más difícil que hace unos años, pues para evitarlo se diferenció el grosor de la boca del depósito en el coche y el de la manguera dispensadora

 

Si nos equivocamos de combustible al repostar advertiremos el problema cuando el vehículo de síntomas de mal funcionamiento al poco de reanudar la marcha al salir de la gasolinera. En este caso, ya podemos ir haciéndonos la idea de reparaciones costosas, en función del combustible puesto equivocadamente y de la cantidad.

Aunque parezca ya algo extraño, según el RACE (Real Automóvil Club de España), cada año, más de 72.700 conductores se equivocan a la hora de echar combustible al coche. Un despiste que provoca importantes averías mecánicas, sobre todo en el sistema de alimentación, bombas y filtros.

Hoy en día, equivocarse de combustible es más difícil que hace unos años, pues para evitarlo se diferenció el grosor de la boca del depósito en el coche y el de la manguera dispensadora: el de la gasolina es menos grueso y para el gasóleo es mayor. Aún así, poner gasoil a un vehículo de gasolina sería casi imposible, pero repostar gasolina a un diésel sigue siendo una equivocación posible. Mención aparte merecen los vehículos más antiguos, donde la confusión es más fácil.

 

Si repostamos gasoil en un coche de gasolina el motor comienza a dar fallos hasta que se para. Normalmente con un vaciado y limpieza del depósito, una limpieza de los conductos y la sustitución del filtro de combustible es suficiente. Pero puede darse el caso de que el gasoil haya llegado al catalizador, habitual cuando insistimos una vez el coche falla. Entonces sería necesario cambiar también el catalizador, lo que incrementa notablemente el precio de la reparación.

 

si el coche es diésel y repostamos gasolina por error (siempre en grandes cantidades), el motor comenzará a fallar con tirones bruscos y podría llegar a pararse. Este descuido puede salir más caro porque es posible que no baste con cambiar el filtro de combustible, vaciar y limpiar el depósito y conductos: es normal que se estropee la bomba de inyección y hasta uno o varios inyectores, piezas de alto coste que, para colmo, incrementan la mano de obra.

 

Tanto si llamamos a la grúa en la gasolinera antes de arrancar el coche, como si lo hacemos después de que el vehículo se haya quedado parado después de recorrer unos metros dejando una nube de humo blanco, la mayoría de los seguros cubrirán el traslado. El servicio de asistencia será similar al que recibiremos si se nos agota el combustible en carretera.

 

Fuente: https://www.abc.es/motor/consejos/abci-pasa-si-confundo-combustible-repostar-202101110156_noticia.html

 

¿Qué es la retroalimentación del motor diésel?

¿Qué es la retroalimentación del motor diésel?

Qué es la retroalimentación del motor diésel, la avería que puede destrozar un coche en cuestión de minutos

La fiabilidad de un coche es un punto que preocupa a todo aquel que tiene un vehículo. Hay averías que pueden inutilizar un automóvil en cuestión de minutos y dejarnos sin medio de transporte. Pero no queremos ser alarmistas, porque siempre hay soluciones para prevenir disgustos como los que puede provocar la retroalimentación.

La retroalimentación es una avería propia de los coches diésel turboalimentados y puede destruir por completo el motor, pero se puede evitar sabiendo detectarla a tiempo y teniendo claro cómo actuar antes de que la situación se vuelva incontrolable.

Explicación, síntomas y soluciones de la retroalimentación

¿Qué es la retroalimentación?. Esta avería sucede cuando una fuga provoca que pase aceite del turbocompresor al canal de admisión del gasóleo, de manera que entra aceite en la cámara de combustión y se utiliza el propio aceite como combustible en lugar de como lubricante.

En ese momento el ralentí empieza a elevarse, el motor se acelera y cuanto más rápido gira más aceite absorbe. Y así se sigue acelerando el motor hasta alcanzar el régimen máximo de giro de manera incontrolada. Con el coche parado y el motor girando como si tuviera el acelerador bloqueado a fondo, es cuestión de minutos que el motor acabe gripando. La falta de lubricación y el exceso de temperatura y carga destruyen la mecánica.

 

¿Por qué ocurre la retroalimentación? La retroalimentación no es una avería común, pero puede ocurrirle a cualquier motor turbodiésel. Este problema deriva de otra avería: una fuga en el circuito del aceite que refrigera el turbo. Si los sellos del turbo fallan y dejan pasar el aceite o si el turbo se rompe, el aceite entra directo a la admisión.

 

Ya en la cámara de combustión, el aceite se empieza a quemar mezclado con el gasóleo y el aire, alimentando la fuerza de cada detonación y obligando al motor a girar hasta su máxima capacidad mientras el turbo sigue impulsando el aceite y el aire hacia el motor con el giro de la turbina. Poco a poco, el motor acaba usando sólo el aceite como combustible.

¿Cómo detectar la retroalimentación? Detectar una fuga de aceite en el turbo es la clave, pero no es sencillo. Sin embargo, detectar el comienzo de la retroalimentación es más fácil.

Si al arrancar el coche el motor se empieza acelerar él solo sin tener pisado el acelerador, posiblemente estemos ante un posible caso, pero si además esta aceleración viene acompañada de una densa humareda ya no hay duda. Ese humo es el producto del aceite quemado en el interior del motor.

¿Cómo evitar que la retroalimentación destruya el motor? Si estamos ante un caso así no podemos esperar que el motor se pare solo. Aunque desconectemos el contacto, el motor seguirá produciendo detonaciones por compresión mientras haya aceite y oxígeno suficientes.

Para atajar esta situación lo primero que hay que hacer es mantener la calma. Debemos actuar rápido, tratando de calar el motor por la fuerza. Lo más efectivo es engranar la marcha más larga posible, tensar el freno de mano, pisar el freno a fondo y soltar el embrague de golpe para detener el motor.

Si hemos conseguido calar el motor, perfecto. La factura del taller por una sustitución de turbo será mucho más barata que tener que cambiar un motor entero. Eso sí, bajo ningún concepto después de calar el coche hay que tratar de arrancarlo de nuevo, puesto que la retroalimentación volvería a iniciarse. Lo mejor es llamar a la grúa.

FireBlogs provides a user-friendly space for individuals to create, publish, and connect. The platform’s commitment to fostering a vibrant blogging community makes it an ideal choice for both novice and experienced writers seeking to establish their online presence.

Fuente consejo: Motorpasion.com

Si ves esta marca para ciclistas pintada en el calzada, ¿sabes qué debes hacer?

Si ves esta marca para ciclistas pintada en el calzada, ¿sabes qué debes hacer?

Si ves esta marca para ciclistas pintada en el calzada, ¿sabes qué debes hacer?

Repasar de cuando en cuando los apuntes de la autoescuela no está de más. Con el paso del tiempo, muchos de los conocimientos adquiridos no solo no se afianzan, sino que se llegan a perder y muchos conductores olvidan, por ejemplo, el significado de la marca para ciclistas pintada en la calzada que abre estas líneas. Si te encuentras con una, ¿sabes qué debes hacer?

Así es la nueva norma de la DGT para adelantar ciclistas (y la multa que tendrás que pagar si no la cumples)

Hace tiempo que desde la DGT decidieron emplear su cuenta de Twitter como un canal para informar y recordar algunas normas básicas de circulación. Entre sus últimas lecciones está la explicación de cómo atravesar correctamente una turborotonda, cómo superar una placa de hielo con seguridad los casos en los que no se puede adelantar aunque no haya señal de prohibido.

En esta ocasión, la lección va sobre marcas viales, en concreto, sobre una que los conductores pueden encontrar pintada en la calzada.

¿Qué significa esta marca vial para ciclistas?

La marca vial para ciclistas a la que hace alusión Tráfico es un tramo de carril pintado en color azul y delimitado por dos líneas discontinuas. A ambos lados de la calzada, aparece pintado el pictograma de una bicicleta, lo que indica que es una señalización para ciclistas.

 

Como si de una pregunta del examen de conducir se tratara, la DGT pregunta en el tuit por el significado de la marca vial y plantea tres posibles respuestas:

A. Es un paso para peatones

B. Es un paso para ciclistas

C. Es un paso para ciclistas y ciclomotores

La respuesta correcta es la B. La imagen muestra un paso para ciclistas en el que los usuarios de bicicletas tienen prioridad de paso y ante el que los conductores deben detener la marcha hasta asegurarse que puede avanzar con seguridad.

Es importante aclarar que aunque en la imagen el paso para ciclistas está pintado en color azul, no siempre es así. Es posible encontrar pasos para ciclistas en el mismo color del asfalto; lo que sí es común son las líneas discontinuas marcando el año del zona de prioridad para usuarios de bicicleta.

Fuente: autobild

Google Maps ya muestra el precio de las gasolineras en España

Google Maps ya muestra el precio de las gasolineras en España

Google Maps nos trae al viejo continente una característica que será muy bien recibida por los conductores, se trata de una novedad que desde hace más de cinco años ya estaba disponible en Estados Unidos, pero que hasta ahora no estaba disponible en Europa: el precio del combustible.

La última versión estable de su aplicación para nuestros dispositivos móviles ya muestra el precio de las gasolineras en España. Ahora con Google Maps ya podemos localizar a las gasolineras más baratas.

Busca nuestra gasolinera Rapidfuel en Google Maps.

Precio de las gasolineras en Google Maps

Esta novedad comenzó a llegar hace unos días a todo el mundo, y su funcionamiento no tiene ningún misterio. Tan solo habrá que pulsar en una gasolinera para ver el precio de su combustible.

Al buscar una gasolinera, veremos en la miniatura de su ficha el precio del gasolina sin plomo 95. Al acceder a su ficha ya veremos el precio su combustible: gasolina SP95, SP98 y gasóleo.
rapidfuel gasolinera sagunto

 

Para ver qué gasolinera cercana tiene los precios más bajos ya habrá que buscar o pulsar en «Gasolineras» y después en «Ver lista». Así veremos en el listado las gasolineras con el precio de la SP95.

Google Maps muestra por defecto en la miniatura y lista únicamente el precio de la SP95. Actualmente no hay forma para decirle que muestre otro tipo de combustible. Tampoco la aplicación informa de dónde obtiene el precio del combustible, así que hay que tomar los precios como una referencia, ya que pueden variar unos céntimos con el precio real.

 

FUENTE: https://www.xatakandroid.com/navegacion-y-mapas/google-maps-muestra-precio-gasolineras

No conduzcas un gasolina como si fuera diésel: evitarás averías y que tu motor sufra

No conduzcas un gasolina como si fuera diésel: evitarás averías y que tu motor sufra

Aunque compartan coche, los motores diésel y los motores de gasolina tienen funcionamientos muy diferentes. Los diésel entregan su par máximo a un régimen menor, y su conducción a bajo régimen es agradecida, aunque en ocasiones venga bien revolucionarlos un poco más o conducir largas distancias para cuidar sus sistemas anticontaminación. Este artículo se centra en los motores de gasolina, y un mal hábito que muchos parecen haber adquirido: conducirlos como si de un diésel se tratara, provocando averías y un estrés innecesario a sus componentes.

Marchas largas y bajo régimen no siempre equivalen a menos consumo

Conviene recalcar en este punto – antes de meternos en harina – que cada motor es un mundo y todos tienen una «personalidad diferente». Pero si circulamos a bajo régimen, todos nos dirán de forma clara el punto en el que no están a gusto. Fuertes vibraciones, traqueteo y una mala entrega de potencia nos indican que debemos introducir una marcha inferior urgentemente. Normalmente, se emite la recomendación general de que en un motor de gasolina no se debe cambiar de marcha a menos de 2.000 rpm – 2.500 rpm, pero esto debe matizarse.

Cada motor es un mundo, pero todos vibrarán en exceso y se «morirán» si el régimen es demasiado bajo.

Hoy en día, los pequeños motores turboalimentados de gasolina sí están preparados para circular a un régimen más bajo, gracias a un par alto y disponible desde un régimen bajo, en ocasiones inferiores a las 2.000 rpm. Sin embargo, un gasolina atmosférico tiene un comportamiento completamente diferente, entregando su par máximo a un régimen mucho más alto. De nuevo, cada motor es un mundo – intervienen factores como cilindrada, número de cilindros, entrega de potencia – pero todos protestarán si su régimen es demasiado bajo.

Sólo tenemos que escucharlos, prestarles la atención que merecen y entender que podemos causar una avería. Otro concepto que conviene aclarar antes de continuar es el de carga. La carga del motor es simplificando, la aceleración que estamos exigiendo al motor, cuánto estamos pisando el acelerador. Una alta carga a bajas vueltas es muy perjudicial para un motor. Para entendernos, si pisas a fondo en quinta mientras circulas a 1.500 rpm, tu motor está sufriendo de lo lindo. No puede ofrecerte la aceleración que pides con ese desarrollo y estarás consumiendo mucho más combustible del que usarías en un desarrollo más corto.

Si tienes que pisar a fondo, reduce una marcha (o dos), y tu motor te lo agradecerá a la larga.

 

Si no me crees, haz la prueba mirando el indicador de consumo instantáneo de tu coche. Sin embargo, si lo hacemos a 2.500 rpm, tu motor no se estresa y consumiremos menos combustible – es una de las paradojas de la conducción eficiente, un menor régimen no siempre equivale a un mayor ahorro. Debemos igualmente reducir marchas al subir pendientes pronunciadas o puertos de montaña: exigimos más potencia al motor, con una carga muy superior a cuando circulamos en llano. Esto no quiere decir que esté prohibido circular a bajo régimen y aprovechando las marchas largas, siempre que lo hagamos a punta de gas y en zonas sin inclinaciones.

Si necesitas acelerar rápidamente, o aumentar tu velocidad, baja de marcha.

¿Qué puede ocurrir a la larga si circulo con un gasolina como si fuera diésel?

Someter a un motor a una alta carga a muy bajo régimen implica un mayor consumo de combustible, en primer lugar. Las fuerzas a las que sometemos a pistones y cigüeñal aumentan en gran medida, y podemos provocar a la larga problemas en la culata y segmentos. Sobra decir lo caro y problemático que es abrir un motor y someterlo a una reconstrucción completa. Aunque los gasolina modernos apenas emiten carbonilla, se generan más residuos en la combustión, y se acorta la vida del catalizador. Su sustitución tampoco es barata.

FUENTE:  https://www.diariomotor.com/como/averias/conducir-gasolina-como-diesel/

Diésel o gasolina, ¿qué es mejor comprar hoy en día?

Diésel o gasolina, ¿qué es mejor comprar hoy en día?

Diésel o gasolina, ¿qué es mejor comprar hoy en día?

A pesar de que el coche eléctrico o los híbridos enchufables ya son opciones muy reales, la duda entre diésel o gasolina a la hora de comprar coche hoy en día sigue siendo la principal que deben afrontar la mayoría de los conductores. Y no lo tienen fácil porque unos y otros motores cada día se parecen más en cuanto a prestaciones. 

Si el diésel mejoró gracias a la llegada del turbo hace algo más de 20 años, desde hace una década, los motores de gasolina son cada vez más pequeños y eficientes gracias también al empleo de turbos. Esto hace la elección entre diésel y gasolina más bien una cuestión de tamaño. 

Y es que, consumos y emisiones de diésel o gasolina tienden a ser semejantes y, si bien los motores de gasóleo todavía están un paso por delante, hoy en día, aplicar reglas de kilometraje rígidas para establecer qué es mejor comprar no es tan útil como antes. O por lo menos no es lo único que debes tener en cuenta. 

Si hasta hace unos años se decía que entre diésel o gasolina, es mejor comprar el primero si haces 15.000 km o más al año, ahora hay que tener en cuenta qué clase de coche conduces y, también, por dónde y cómo vas a hacerlo. Puesto que muchas ciudades tienden a prohibir la circulación de coches contaminantes, comprar un diésel de segunda mano anterior a 2014 puede ser desaconsejarle si has de entrar con él a Madrid a diario. 

Leer más